El Gobierno aprueba el nuevo canon digital: 1,1 € para móviles y 24 céntimos para discos duros

El modelo de canon digital – que ya se aplicó durante el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero – ha entrado en vigor este mes de agosto, por el que el pago de copia privada recae en fabricantes y distribuidores de equipos, aparatos y soportes de reproducción.

El nuevo texto fija una implantación escalonada para facilitar la introducción del nuevo modelo. Tras la entrada en vigor del Real Decreto el primer día del mes de agosto, tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado, el canon digital se aplicará de manera provisional, estableciendo tanto el listado de equipos, soportes y materiales de reproducción, como las cuantías económicas con las que se deberán abonar a los autores.

En este sentido, los teléfonos móviles con capacidad para reproducir vídeos y sonidos pasan a estar gravados con 1,1 euros, mientras que la compensación de las memorias USB y discos duros será de 24 céntimos. Además, se establece también un gravamen de 3,15 euros para las tabletas, de 5,45 euros para reproductores de sonido o vídeo, y de 6,45 euros para reproductores no integrados.

No obstante, no se aplicará más de una cantidad a los ordenadores o tabletas. Asimismo, las impresoras estarán gravadas con un canon entre los 4,5 y los 5,25 euros, mientras que las grabadoras de discos incluirán una compensación de entre 0,33 y 1,86 euros, y los discos compactos para la reproducción mixta de entre 8 y 28 céntimos.

Este nuevo modelo vuelve al sistema anterior a la compensación con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por el que los fabricantes y distribuidores pagan un canon de las ventas de los equipos, pero introduce como novedad la posibilidad de reembolso para un uso “exclusivamente profesional” o para su “exportación o entrega intracomunitaria”.

Compartir en Redes Sociales:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn